Las demandas de los pueblos indígenas

Si el mundo se toma en serio la reducción del cambio climático, debemos apoyar una solución que ya existe.

El reconocimiento de la tierra, de los territorios y de los recursos

Las comunidades necesitan tener la propiedad de sus territorios ancestrales para proteger los bosques. Sin título oficial, las comunidades tradicionales a menudo se encuentran con un conflicto cuando intentan desalojar a las empresas de tala ilegal, a los cazadores furtivos y en definitiva, a los invasores que les arrebatan la tierra. ¿Quién tomará en serio sus denuncias sin los pertinentes mapas y escrituras de titularidad jurídica?

Ahora hay pruebas evidentes e innegables de que en los lugares donde los pueblos indígenas tienen sus derechos garantizados, los bosques se encuentran en buen estado. De 2000 a 2012, la pérdida del bosque fue solo de un 0,6% dentro de las tierras indígenas de la región amazónica brasileña, comparado con un 7,0% fuera de ellas.

Consentimiento

Cuando se toman decisiones que afectan a sus bosques y territorios ancestrales, las comunidades tienen derecho a dar su consentimiento de forma libre, prioritaria e informada. También deberían tener derecho a decir «no» cuando el gobierno o las grandes empresas amenazan su subsistencia. Los pueblos indígenas son los mejores guardianes de los bosques, pero se encuentran asediados por esa ansia insaciable de encontrar nuevas fuentes de alimentos, agua, combustibles y minerales.

Violencia cero

La batalla por conservar los bosques a menudo acarrea conflictos graves e incluso, a veces, fatales. Las comunidades deberían recibir un mayor apoyo por la labor que realizan, y los líderes comunitarios no deberían ser considerados criminales por defender su tierra y nuestros bosques. Se sabe que en 2014 murieron 46 indígenas por enfrentarse a la destrucción medioambiental. Es probable, que el número de muertos sea mayor, ya que muchas veces los asesinatos ocurren en aldeas remotas o en la profundidad de la selva, donde no se pueden documentar.

Financiación

Inversión y un acceso directo para poder financiar a las comunidades son factores imprescindibles para asegurar una buena educación, sanidad y desarrollo rural. Si las comunidades son las que van a cuidar nuestros bosques, deberíamos compensarlas de algún modo. Invertir en pueblos indígenas no solo ayuda a conservar los bosques, también promueve el desarrollo sostenible.