México: la narrativa del cambio y la esperanza

Idiomas:

Los resultados de las elecciones en México alientan las expectativas respecto a los derechos de las comunidades locales y la protección del medio ambiente en un país donde habitan más de diez millones de indígenas y que ostenta el 5to lugar entre los 17 países megadiversos

El 1 de julio los mexicanos eligieron a quien los gobernará durante el sexenio 2018-2014. Andrés Manuel López Obrador (AMLO), “El Peje”, como le dicen muchos, el próximo 1 de diciembre se convertirá en el primer presidente de izquierda en la historia de México.

Andrés Manuel como candidato y ahora como presidente electo ha prometido que las decisiones públicas se tomarán considerando a los pueblos indígenas. Ya en su discurso de victoria la noche del domingo declaraba: “Escucharemos a todos, atenderemos a todos, respetaremos a todos, pero daremos preferencia a los más humildes y a los olvidados, en especial a los pueblos indígenas de México”. Esto implica que todo proyecto o propuesta de política gubernamental que impacte sobre los territorios indígenas o que potencialmente afecte sus intereses, tradiciones y cultura, debe ser previamente consultado con ellos.

Sobre estos resultados, Gustavo Sánchez, líder de la Red Mexicana de Organizaciones Campesinas y Forestales (MOCAF) con quien hemos colaborado los últimos dos años, señaló que hay una gran expectativa en las comunidades y ejidos de México respecto a las políticas públicas que se impulsen por la administración de Andrés Manuel López Obrador:

“…esperamos que dentro de la agenda del próximo gobierno sean prioritarios el Manejo Forestal Comunitario, el fortalecimiento de la participación ciudadana y la participación plena y efectiva de pueblos indígenas y comunidades locales en la definición de la política forestal; la reactivación de la producción forestal sustentable y la generación de empleos en las comunidades,entre otros temas y en general la agenda que estamos proponiendo varias organizaciones dentro de la campaña Bosques con gente Bosques para Siempre”.

En entrevista telefónica, Gonzalo Nolasco, Presidente del Consejo de Vigilancia de la Asociación de Silvicultores de Zongolica y activista de la Organización Campesina Indígena de la Sierra de Zongolica en Veracruz, nos compartió:

“Nosotros [como indígenas] creemos que todo esto está a favor de las comunidades porque no sólo él ganó sino todo el congreso [por lo que AMLO contará con el apoyo de la mayoría de los legisladores para aprobar sus propuestas]. La parte que nos toca como organizaciones es proponer y revisar las leyes actuales, porque como están ahora sólo se respeta la inversión privada, a quien da el capital. Con respecto a los proyectos de grandes obras y el despojo de la tierra, las leyes están hechas a favor de los empresarios, ellos siempre se justifican porque lo que hacen es legal y entonces nosotros no podemos hacer nada. El nuevo gobierno abre la posibilidad de que se revisen y se reformulen las leyes que nos desfavorecen. Así que como organizaciones nos toca llegar con propuestas claras de cada una de las regiones. Esperamos poder revisar e investigar sobre obras que están en proceso, para replantearlas o si es necesario detenerlas”.

La Agenda Ambiental “ NaturAMLO” de la futura Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, que encabezará Josefa González Blanco, reconoce la importante relación de la naturaleza con los conocimientos tradicionales, en lo que denomina “patrimonio biocultural”. Este concepto cambia de fondo la visión de las políticas ambientales, pues pone en el reflector a las culturas indígenas como pilares en la conservación de la naturaleza.

“Justo a mí me parece que hay una gran posibilidad de se mire a la naturaleza, la biodiversidad y los recursos naturales desde otra perspectiva –declara Amelia Arreguín, Directora General de EcoMaxei y Coordinadora Nacional en México de la comunidad juvenil internacional GYBNen NaturAMLO se habla de una perspectiva de justicia ambiental, la postura de Josefa es que no va a permitir que la política desarrollo económico se realice a costa de la naturaleza. Entre los jóvenes ambientalistas que he escuchado, hay una esperanza de que México crezca con un desarrollo sostenible y en respeto de los derechos humanos y de los pueblos indígenas, para solucionar tantos conflictos socioambientales. Particularmente la parte de bosques, habla de respeto, la promoción de los poseedores legítimos, que son los pueblos indígenas y locales, de hecho se ha hablado de la posibilidad de revertir la Ley Forestal [recientemente aprobada y muy controversial por no haber consultado a las comunidades indígenas y locales]”.

Ejes de NaturAMLO

  1. Desarrollo integral y sustentable
  2. Perspectiva de derechos humanos
  3. Autodeterminación de los pueblos originarios y comunidades locales
  4. Perspectiva de género y principio intergeneracional
  5. Gobernanza democrática
  6. Participación ciudadana
  7. Gobierno basado en evidencia
  8. Transparencia y rendición de cuentas
  9. Eficiencia presupuestal
  10. Transversalidad ambiental

El panorama es tan positivo que requiere especial vigilancia. A la sociedad civil mexicana le corresponde fortalecerse para elevar sus niveles de exigencia y participación, en las organizaciones recae la tarea de asegurarse de que tales propuestas efectivamente se traigan a la realidad. ¿Si no nosotros, entonces quién? Trabajaremos de cerca para dar testimonio, apoyar y difundir los avances y logros en materia de derechos de los pueblos encargados de preservar la biodiversidad forestal mexicana.

Este 1 de julio, en palabras de Jorge Volpi publicadas por El País, triunfó “El México de los movimientos sociales y el de los activistas por los derechos humanos. El México de los desfavorecidos, de los olvidados, de los invisibles. El México de los jóvenes que anhelan un futuro mejor”, lo cual, “Tras las decepciones del Brexit, Estados Unidos o Colombia” demuestra que es posible “imaginar una nueva narrativa de esperanza”.

Deseamos a México haga realidad estas propuesta y que de el ejemplo al resto del mundo de que es posible el desarrollo sostenible y en respeto de las comunidades indígenas y locales.

 

*Nota: 

Además de los entrevistados, agradecemos sus valiosas aportaciones para a la elaboración de este artículo a nuestro estimado colega experto en el tema, cuyo nombre no puede incluirse debido a que labora en una importante institución internacional.

 

Por Thalía Castillo

Sign up to our newsletter Subscribe